Divina maternidad, parte 2

blagovestiPresveteBgd-large

La Toda Santa Deípara de Dios

La tradición ortodoxa no creyó necesario editar ningún dogma a propósito de la Theotokos. La sola afirmación dogmática que la concierne fue la del Concilio de Éfeso, que respondía a los nestorianos, y este dogma no la tocaba más que indirectamente. Por el hecho de la realidad de la Encarnación de Cristo, por la unidad de Dios hecho plenamente hombre tomando carne de la Virgen, ella debe ser considerada como “Deípara de Dios”, en griego Theotokos (en latín, Deípara). Por esta expresión es nombrada a menudo en la Iglesia Ortodoxa. El sentido primero de su figuración en el seno del icono de la Natividad está directamente ligado al dogma del Concilio de Éfeso. La presencia de la Theotokos prueba la realidad de la Encarnación de Dios. El que nació de su seno en esa hora precisa no es un hombre normal que sería “adoptado” por Dios, por su bautismo en el Jordán, como lo enseñan los nestorianos. El que nació de ella, es realmente Dios. Desde los primeros momentos de su existencia terrestre, es decir, desde el comienzo del desarrollo del feto, el hombre que se formó en el seno de la Virgen, que sería asumido por José imponiéndole el nombre de Jesús, es perfectamente hombre y perfectamente Dios.

La glorificación de la Theotokos está, pues, directamente ligada en la Tradición ortodoxa al papel preponderante que ella jugó en este misterio de la Encarnación.

Por tanto, es natural que la figura de la Theotokos tenga tal lugar en el icono de la Natividad, puesto que es en este hecho en el que ella interpretó el papel más grande. La Natividad constituye la cima de su cooperación en la obra divina y representa para ella una cierta glorificación, como lo es todo nacimiento para una mujer. Así pues, esta glorificación es plenamente personal.

En efecto, la Theotokos fue mucho más que un simple factor biológico en la Encarnación del Salvador. Al aceptar recibir en ella al Hijo de Dios, ofreciéndole una forma humana a partir de su carne y de su sangre, ella no fue un simple instrumento en la mano de Dios, sino una persona libre que actuaba con conciencia plena.

La que representa la humanidad

Recordemos que, desde la Anunciación, la Virgen María se vio confrontada a una terrible elección, comprometiendo el futuro de toda la humanidad y toda la creación. Pues fue totalmente libre de aceptar o rechazar el deseo de Dios de llevar a cabo la salvación del mundo y su edificación en la Encarnación. Fue totalmente voluntario el que ella se convirtiera en la Theotokos. Nada le fue impuesto por Dios. Descendiendo hasta convertirse en hombre, Dios condescendió a pedir el consentimiento de la humanidad, expresado por la más humilde de sus mensajeras, la más insignificante a ojos de los hombres, pero también la más pura y la más santa.

El evangelista Lucas, que relató el hecho de la Anunciación, puso en paralelo, mediante  el juego de la construcción literaria, la duda de Zacarías, el padre de San Juan Bautista, y la aceptación de fe de María. La Tradición fue mucha más lejos incluso, comparando el diálogo entre María y el arcángel con el diálogo entre Eva y la serpiente del paraíso. Eva, aceptando la sugerencia del tentador, desobedeció a Dios y arrastró a Adán y a toda la humanidad en la caída. María recibe el anuncio del ángel, obedece a Dios, y aporta así, al mundo, el cumplimiento de la Salvación querido y ofrecido por Dios, aceptado por la humanidad en la persona de la Virgen.

 

Fuente: 

Traducido por psaltir Nektario B.

© Marzo 2015

Anuncios


Categorías:Navidad

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: