Paráclesis a Santa Bárbara

detail0

CANON

 

Tono 8º

Oda I

 

Irmos: Atravesando el mar como por tierra seca, y libre de la mano de Egipto, Israel clamó: Alabemos a nuestro Dios y Libertador.

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Nos has mostrado el misterio de la Santa Trinidad, oh piadosa Bárbara, por medio de tres ventanas, y la ventana de nuestras almas resplandecen ahora con el deseo de contemplar claramente, con los ojos de la sabiduría, los rayos del amor, la fe y la esperanza.

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Siendo respetuosa con tu maligno padre, confesaste el misterio del Creador y huiste de tu padre terrenal acudiendo al Padre Eterno, bajo cuya amorosa protección te amparaste como los niños perdidos que acuden bajo las alas del amor maternal.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Tu mente se convirtió en una fuente de la gracia divina y tu corazón fecundo se llenó del amor de Dios, contemplando por este misterio la belleza del cielo, y alejando de nosotros el infierno de nuestros pecados.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oh santísima Theotokos, por el icono de tu virginidad inmaculada fortaleciste a la santa mártir Bárbara, y mi alma colmada por los terribles pecados acude a la fuente del arrepentimiento para que por tu divina intercesión recupere la antigua gloria establecida por el Creador de todo.

Oda III

Irmos: Tú eres la fortaleza de los que acuden a ti, oh Señor. Eres la luz en la oscuridad y por eso mi espíritu te alaba.

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

La belleza de tu cuerpo fue adornada con la maravillosa y resplandeciente belleza de tu alma siendo una custodia insigne de la gloriosa Trinidad, pues la depositaste en la torre de tu divina mente, y así nos exhortas a depositar también en ella nuestras buenas acciones.

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Estando encerrada en una torre, construiste a tu alrededor una torre elevada al cielo con tus humildes pensamientos, y cuyo fundamento era Cristo. Por eso, te suplicamos que con tu divina intercesión aplastes las flechas de los malos pensamientos que golpean la torre de nuestra mente.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

El don del Espíritu Santo, resplandeció en tu mente como el sol en el cielo, con la luz de la Palabra divina, y tú, oh virgen de Cristo, amaste al Padre, siendo colmada por la suprema sabiduría y nos has llamado a todos a conocer la verdad.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oh santísima Theotokos, eres el fruto de la salvación alimentado con las virtudes divinas y eres la mesa celestial a la que se sientan las almas colmadas con las dádivas de las buenas acciones. Te suplicamos que acrecientes la fe en nuestros corazones y nos alejes de las pasiones tormentosas.

A continuación se dicen las siguientes estíqueras:

Deseando conocer más sobre el Creador del cielo y de la tierra, le suplicaste con la belleza mística de tu corazón con el deseo de obtener tu deseada respuesta, y así el Maestro de tu alma te mostró su mano justa con la que fuiste rectamente edificada, oh santa Bárbara.

Madre de la Luz, junto con Santa Bárbara, aparta de nosotros la oscuridad y otórganos la vestidura luminosa del arrepentimiento para que no seamos arrojados al abismo de la muerte.

 

Ahora se nombran aquellos por quienes se reza esta paráclesis.

 

Letanía

Sacerdote: Ten piedad de nosotros, oh Señor, según tu gran misericordia te suplicamos que nos escuches y tengas piedad.

Coro: Señor ten piedad (3 veces)

 

  1. De nuevo rogamos por nuestro padre y Obispo N. y por todos nuestros hermanos en Cristo.

  1. También rogamos por la vida, paz, salud, salvación, visitación, perdón y remisión de los pecados de los siervos de Dios, los cristianos ortodoxos, los que viven en esta ciudad y los reunidos en este santo templo, sus feligreses y bienhechores.

  1. De nuevo rogamos por los siervos de Dios N. N. (Aquí se insertan los nombres de los fieles por los cuales se ruega) que elevan esta súplica.

  1. Porque eres un Dios misericordioso y amante de la humanidad, te rendimos gloria, oh Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

  1. Amén.

 

Catisma tono 4º

Guardaste tu virginidad y volaste como una paloma con las alas del martirio hacia el trono del Padre. Y así, convertida en paloma que anuncia el cese del diluvio de Noé, nos proclamas también la misericordia de Cristo, tu Esposo, oh bendita Bárbara.

Oda IV

Irmos: Oh Señor, Tú eres mi fuerza y fortaleza, Tú eres mi Dios, mi júbilo y alegría; Oh Tú, que sin dejar el Seno del Padre, te compadeciste de  nuestra pobreza y humildad, con el Profeta Habacuc a ti exclamo: ¡Gloria a tu  poder, oh Amante de la humanidad!

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Fuiste consumida por el fuego del amor divino, y eliminaste todo vanidad terrenal de tu alma, y con los serafines, alzaste tu corazón a la comprensión de la luz divina, siendo para nosotros un ejemplo de mente bienaventurada, oh santa Bárbara.

Santa gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Fuiste encarcelada, oh venerable santa, en una torre, siendo prisionera, pero fuiste liberada por el regocijo del Espíritu Santo y fuiste guiada por el camino del conocimiento divino. Por eso, te suplicamos que nos guíes con tu perseverancia y tu paciencia a la cima de la liberación celestial.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Tu padre intentó varias veces entregarte en matrimonio, oh bendita, pero tú rehusaste contraer esponsales y guardaste intacta tu virginidad, persistiendo ante tu padre para que te alejara de lo terrenal. Y nosotros, cubiertos por el pecado de la concupiscencia, te suplicamos para que podamos vivir una vida de arrepentimiento y podamos recuperar la virginidad de nuestra alma perdida.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

El cielo y la tierra te veneran, oh santísima Theotokos, pues sólo tú eres la Madre del Creador, y te has revestido con la vestidura pura de la gracia divina. Te suplicamos que intercedas por nuestras almas para que alcancemos la misericordia divina.

Oda V

Irmos: Dispersa, oh Señor, la oscuridad de mi alma con la luz de tus mandamientos para que brille con el resplandor del único Rey de paz.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Conociste la predicación por medio de las vírgenes cristianas, y por tu celo amoroso te convertiste en novia de Cristo por el santo bautismo, resplandeciendo con la luz inmarcesible del divino conocimiento.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Trazaste el signo de la cruz en el mármol de la casa de baños de tu padre, oh bienaventurada, y por la Cruz de Cristo obtuviste la cólera de tu padre. Más por tus oraciones, oh santa Bárbara, ayúdanos a llevar con dignidad la Cruz de Cristo para gloria de la Santa Trinidad.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Explicaste a tu padre el misterio de la Santa Trinidad, pero él quiso permanecer en la oscuridad de la mentira, y lleno de ira, quiso cortar la luz de tu vida terrenal. Así, te suplicamos que elimines la ira de nuestros enemigos y que nos libres de toda turbación.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Veneramos la corona de tu virginidad, oh purísima Theotokos, y acudimos a tu mediación para que destierres la oscuridad de nuestras almas y la maldad de nuestras acciones, para que seamos dignos de la salvación por tu digna intercesión ante el Sol de justicia.

Oda VI

Irmos: Ante el Señor me lamento y derramo mi angustia porque mi alma está llena de iniquidades y mi vida cercana al Hades. Te ruego pues, como Jonás, exclamando: ¡Levántame de la corrupción, oh Dios mío!

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Escuchando tus súplicas, el Altísimo se apresuró a socorrerte y te hizo morar en la grieta de una montaña huyendo del asedio de tu padre. Y nosotros te suplicamos que ablandes la dureza de nuestros corazones, para que alberguemos dignos y buenos pensamientos.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Te ocultaste en la cueva y tu mente fue revestida con la contemplación de la humildad y el amor de Aquel que nació en una cueva. Te suplicamos que por la luz de tus intercesiones nos sanes de las heridas de nuestros pecados y nos conduzcas nuevamente al redil de la fe.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Fuiste golpeada sin piedad por tu padre por su corazón endurecido, pero el Misericordioso te fortaleció con la roca de la paciencia y confesaste la fe verdadera. Ayúdanos a mantenernos también en la fe y perseverar en la fe de Cristo.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oh santísima Theotokos, que de ti nació Aquel que es anterior a los siglos y que es co-eterno con el padre. Suplícale para que tenga misericordia de nosotros y conceda la salvación a nuestras almas.

A continuación se dicen las siguientes estíqueras:

Oh bienaventurada Bárbara, tú que sufriste el martirio por tu fe en Cristo y que por su cruz obtuviste la redención, suplícale para que fortalezca nuestros pasos en la confesión de la fe para gloria y alabanza suya.

Oh santísima Theotokos, que en los últimos tiempos diste a luz de una manera inefable a Dios el Verbo, intercede incesantemente ante Él por nosotros, pues tú posees la seguridad de una Madre.

 

Ahora se nombran aquellos por quienes se reza esta paráclesis.

 

Letanía

Sacerdote: Ten piedad de nosotros, oh Señor, según tu gran misericordia te suplicamos que nos escuches y tengas piedad.

Coro: Señor ten piedad (3 veces)

 

  1. De nuevo rogamos por nuestro padre y Obispo N. y por todos nuestros hermanos en Cristo.

  1. También rogamos por la vida, paz, salud, salvación, visitación, perdón y remisión de los pecados de los siervos de Dios, los cristianos ortodoxos, los que viven en esta ciudad y los reunidos en este santo templo, sus feligreses y bienhechores.

  1. De nuevo rogamos por los siervos de Dios N. N. (Aquí se insertan los nombres de los fieles por los cuales se ruega) que elevan esta súplica.

  1. Porque eres un Dios misericordioso y amante de la humanidad, te rendimos gloria, oh Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos.

  1. Amén.

 

Contaquio tono 3º

Te uniste a la adoración de la Trinidad indivisible, y seguiste a Cristo rechazando a los ídolos incorruptos de tus ancestros. Por eso suportaste el martirio, oh gran mártir Bárbara, sin padecer ante las amenazas de los tiranos. Y con tu vida de pureza y obediencia a Dios, alzaste tu voz para cantar: Gloria a la Santa Trinidad, el único Dios verdadero.

Anavathmi

 

Primera antífona de los Himnos de Ascensión del tono 4º

Desde mi juventud me sitiaban pasiones, pero Tú, oh Salvador, me proteges y salvas. (dos veces)

Que sean confundidos por el Señor todos los enemigos de Sión, que sean como hierba quemada por un fuego desolador. (dos veces)

 

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

 

Toda alma vive por la gracia del Espíritu Santo, y cuando está totalmente purificada se eleva hasta que por un misterio sagrado, resplandece con la Unidad Trinitaria.

Ahora y siempre y por lo siglos de los siglos. Amén.

 

Por el Espíritu Santo, fluyen los arroyos de la gracia, regando toda la creación y llenándola de vida.

Prokímenon, tono 4º

Preciosa es a los ojos del Señor la muerte de sus Santos.

Est.: Que tus sacerdotes vistan con rectitud, que tus fieles griten de alegría.

Lectura del Santo Evangelio

 

Sacerdote: Para que seamos dignos de escuchar el santo Evangelio, roguemos al Señor nuestro Dios.

Coro: Señor ten piedad (tres veces)

Sacerdote: Sabiduría, en pie, escuchemos el Santo Evangelio. Paz a todos.

Coro: Y con tu espíritu.

Sacerdote: Lectura del Santo Evangelio según San Lucas.

Coro: Gloria a ti Señor, gloria a ti.

(21:12-19)

 

“Pero antes de todo esto, os prenderán, os perseguirán, os entregaran a las sinagogas y a las cárceles, os llevarán ante reyes y gobernantes a causa de mi nombre. Esto os servirá para testimonio. Tened, pues, resuelto, en vuestros corazones no pensar antes como habéis de hablar en vuestra defensa, porque Yo os daré boca y sabiduría a la cual ninguno de vuestros adversarios podrá resistir o contradecir. Seréis entregados aún por padres y hermanos, y parientes y amigos, y seréis odiados de todos a causa de mi nombre. Pero ni un cabello de vuestra cabeza se perderá. En vuestra perseverancia salvaréis vuestras almas”

Coro: Gloria a ti Señor, gloria a ti.

 

 

Tono 2º

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

 

Por las intercesiones de San Sergio de Radonezh, Tú que eres misericordioso borra la multitud de nuestros pecados

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

 

Por las intercesiones de la Theotokos, Tú que eres misericordioso borra la multitud de nuestros pecados.

Misericordia, Dios mío, por tu bondad, por tu inmensa compasión borra mi culpa.

Estíquera tono 6º

Siendo presa de la crueldad de los hombres, fuiste liberada de tu prisión por Cristo, y siendo torturada por los infieles como tu padre, fuiste glorificada con la corona de la gloria celestial. Por eso te suplicamos que intercedas por nosotros, oh bendita Bárbara.

Oda VII

 

Irmos: El joven Abram se negó a inclinarse ante los ídolos de oro, y fue limpiado, como el oro en el horno de fuego, siendo hecho amigo de Dios, por lo cual alabó a Dios diciendo: ¡Bendito seas, Dios de nuestros padres!

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

De pie ante el gobernador, recibiste de Cristo la sabiduría para confesarle en todo, y el opresor a cambio te envió al martirio cruel para gloria de Dios. Por eso te suplicamos que nos alejes de todo mal por tu digno sacrificio y tu intercesión ante Dios.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Fuiste para Cristo un sacrificio de alabanza, tanto humana como celestial, y te encaminaste al martirio siendo un sacrificio perfecto. Ayúdanos a revestir nuestra alma con la humildad de nuestros pensamientos para que seamos dignos de Cristo.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Pisoteaste con tu sabiduría la vanidad de los ídolos, y el procurador, cegado por la incredulidad, fue alentado a procurarte mayores tormentos. Fortalece nuestra vida para que podamos purificarnos de nuestras pasiones y permanecer firmes a la verdadera fe en Cristo.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Oh santísima Theotokos, los coros de los ángeles se asombraron por la pureza de tu virginidad y los fieles acuden contemplando el adorno de tus virtudes, suplicándote que intercedas por nosotros para que nuestros corazones sean alejados de las turbaciones y del tormento eterno.

Oda VIII

Irmos: Contemplando al Sol de justicia clavado en la Cruz, la tierra fue sacudida por un terremoto, y viendo la grandeza de su pasión, el mundo fue cubierto de espanto. Por eso te suplico, oh Cristo, que sanes como un médico las pasiones de mi alma.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Por la cruz de Cristo sufriste el martirio, siendo un ejemplo de humildad y pureza para los hombres, y los ángeles se asombraron contemplando tu luz radiante de pureza. Por eso te suplicamos que libres de todo mal al mundo e intercedas ante Dios por la salvación de nuestras almas.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Por la sangre de tus heridas fuiste un ejemplo de perseverancia para la santa mujer Juliana, que contemplando tu martirio, decidió compartir contigo la amargura del suplicio por la fe en Cristo. Por eso te suplicamos que también podamos ser dignos de confesar la fe ante el mundo, para gloria de Dios.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Tus heridas fueron sanadas por Cristo mientras permanecías en prisión, a pesar del azote cruel del torturador. Y lleno de ira, el gobernador te infligía mayores tormentos como prueba de su iniquidad. Te suplicamos también, oh purísima virgen Bárbara, que nos libres de todo dolor y enfermedad por tu digna intercesión ante Dios.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Siendo liberada de la esclavitud de la idolatría, y teniendo libertad ante las ataduras de la ignorancia, adoraste al Sol de justicia y glorificaste al Dios único en la Trinidad con la voz de tu martirio.

Oda IX

Irmos: Eva trajo al mundo la enfermedad de la maldición por su desobediencia, pero tú oh Theotokos, por el fruto de tu vientre, has traído al mundo al Fruto bendito y glorioso de nuestra salvación.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Las palabras del Salvador brotaron de tu boca y, fortalecida en tu corazón, expusiste tu fe en Él siendo martirizada nuevamente. Por tus oraciones intercede por nuestras almas para que seamos liberados de la multitud de nuestros pecados.

Santa y gran mártir Bárbara, ruega a Dios por nosotros.

Soportaste la cruz del martirio, oh Santa Mártir Bárbara, testificando tu fe en Cristo, y siendo justificada ante Dios has recibido la corona de la justicia. Ten piedad de nosotros, y ruega a Cristo que nos haga dignos de la vida venidera en la que moran los justos.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Fuiste golpeada hasta el extremo y tu cuerpo sufrió un tormento indecible. Soportaste el fuego de la iniquidad pero fuiste enardecida en tu corazón por el fuego del amor divino. Por eso, oh Santa Bárbara, ahora eres exaltada en el cielo por los coros celestiales.

Ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

Las huestes angélicas se asombrado por la belleza de tus virtudes, y con himnos de aclamación eres venerada en el cielo y en la tierra, por la pureza de tu virginidad y por tu celo en la adoración al único Dios. Suplícale, oh bendita, para que tenga misericordia de nosotros y nos conceda la vida eterna.

En verdad es digno y justo, a ti alabarte Theotokos, siempre santa e inmaculada, Madre de Nuestro Señor. Más venerable que los querubines, e incomparablemente más gloriosa que los serafines, que sin mancha engendraste al Verbo Dios. A Ti verdadera Theotokos, te ensalzamos.

Megalimnario, tono 8º

Alégrate, tesoro oculto de los dones del Verbo, alégrate, icono iluminado por la belleza de la virginidad, alégrate, insigne esposa de Cristo adornada con las perlas de las virtudes, alégrate espejo de las vírgenes sabias. Intercede sin cesar por nosotros para que Cristo nuestro Dios salve nuestras almas.

Por la multitud de tus sufrimientos, la digna Juliana quiso acudir contigo al martirio, heredando así la entrada en la cámara celestial con las vírgenes sabias. Ábrenos, por la llave de tus dignas intercesiones, las puertas del paraíso.

Fuiste martirizada en gran manera, pero tu paciencia no fue disuelta, y soportaste los terribles dolores por amor a Cristo y a tus hermanos. Por eso ahora descansas en el seno del amor del Padre glorificada por tu digno sacrificio.

A causa de tu padre soportaste el sufrimiento del martirio, y así pudiste contemplar el rostro de Cristo en su gloria. Tu cabeza fue cortada de tu cuerpo y con la espada de la Cruz has ascendido al cielo victoriosa siendo co-heredera con Cristo de los bienes inefables.

Antes de tu muerte corporal oraste por tu prójimo. Suplica también por nosotros para que podamos morar un día a la diestra del Altísimo y líbranos en esta vida de toda enfermedad y de la muerte súbita para que podamos aclamarte jubilosamente, oh Santa Bárbara, como digno baluarte de la fe.

Ejércitos Celestiales, Precursor del Señor, Apóstoles bienaventurados, Santa Bárbara y todos los Santos, suplicad junto a la Madre de Dios, por nuestra liberación y salvación.

Lector: Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros. (tres veces)

Gloria al Padre … Ahora y siempre …

Santísima Trinidad, ten piedad de nosotros. Señor, purifícanos de nuestros pecados. Soberano, perdona nuestras transgresiones. Santo, visítanos y cura nuestras dolencias por tu nombre.

Señor, ten piedad. (tres veces)

Gloria al Padre … Ahora y siempre …

Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre. Venga a nosotros tu Majestad, hágase tu Voluntad, así en la tierra como en el cielo. El pan sobreesencial dánosle hoy; perdona nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos introduzcas en la tentación, mas líbranos del maligno.

Sacerdote: Porque tuyo es el Reino, el poder y la gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

Tropario, tono 4

Junto con Santa Juliana fuiste digna de ser coronada con la diadema del martirio, oh Santa Bárbara, y has sido digna de entrar en la cámara nupcial del Esposo divino. Suplícale con tu digna intercesión que perdone nuestros pecados y nos libre de la espada de su ira en el temible día del juicio.

Letanía

 

Sacerdote: Ten piedad de nosotros, oh Señor, según tu gran misericordia, te suplicamos que nos escuches y tengas piedad.

Coro: Señor, ten piedad (tres veces)

 

  1. También rogamos por todos los fieles cristianos ortodoxos.

  1. De nuevo rogamos por nuestro padre y Obispo N. y por toda nuestra hermandad en Cristo.

  1. Roguemos también para que obtengamos misericordia, vida, paz, salud, protección, perdón y remisión de los pecados de los siervos de Dios N. N., por los miembros de nuestra parroquia, y por los benefactores de este santo lugar.

  1. Roguemos también por los que hacen el bien en esta santa y venerable iglesia, por todos los que trabajan y cantan y por todo el pueblo aquí presente que espera de ti una grande y abundante misericordia.

  1. De nuevo pidamos para que libre a esta santa iglesia, a esta ciudad, a todas las ciudades y campos del hambre, la ira, las plagas y terremotos, de las inundaciones, de los incendios, de la espada, de las invasiones extranjeras, de la guerra civil y de la muerte súbita; que nuestro Dios, amante de la humanidad, sea misericordioso y se nos muestre favorable y nos libre de toda violencia y enfermedad y del justo castigo que merecen nuestros pecados y tenga misericordia de nosotros.

  1. Señor, ten piedad. (cuarenta veces)

 

  1. Roguemos también para que el Señor, y aunque somos pecadores, escuche nuestra súplica y tenga piedad de nosotros.

  1. Señor, ten piedad. (tres veces)

 

Sacerdote: Escúchanos, oh Dios Salvador nuestro, Esperanza de los que se encuentras en los confines de la tierra y de los que navegan por el mar; sé misericordioso, oh Señor, sé misericordioso, perdona nuestros pecados y ten piedad de nosotros. Porque eres un Dios compasivo y amante de la humanidad y a ti te damos gloria, Padre, Hijo y Espíritu Santo, ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén.

A Santa y Gran Mártir Bárbara

Oh icono de la virginidad, que brillas en la Iglesia como un tesoro divino, oh santa y gloriosa mártir Bárbara. Nos postramos ante tu icono con compunción y te suplicamos que tengas piedad de los necesitados, los oprimidos y los perseguidos por la fe, y seas para nosotros una luminaria de intercesión ante el trono de Cristo.

A la Theotokos

 

Oh Señora nuestra, recibe las oraciones de tus siervos y líbranos de todas las adversidades.

Toda nuestra esperanza está depositada en ti, oh Theotokos, protégenos con tu sagrado velo.

Lector: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Ahora y siempre y por los siglos de los siglos. Amén. Señor ten piedad. (tres veces). Bendice, padre.

El sacerdote, en las puertas reales y cara al pueblo dice la despedida:

 

Despedida

 

Que Cristo nuestro Dios, por intercesión de su purísima e inmaculada Madre, de los santos, célebres e ilustres Apóstoles, de los santos Mártires, gloriosos y triunfadores, de los santos ancestros de Dios, San Joaquín y Santa Ana, de Santa Bárbara, de (N. santos del día) cuya memoria hoy celebramos; de (N., patrón de la iglesia) y de todos los santos, ten piedad de nosotros y sálvanos, pues eres bueno y amas a la humanidad.

Entonces, el sacerdote vuelto hacia el icono de Cristo que está en el iconostasio dice:

 

Sacerdote: Por las oraciones de nuestros Santos Padres, Señor Jesucristo, Dios nuestro, ten piedad de nosotros y sálvanos.

Lector: Amén.

 

Traducido por Psaltir Nektario B.

Para cristoesortodoxo.com

 

 

Anuncios


Categorías:Paráclesis y cánones

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: