El Camino. Introducción. Por Giorgos Metalinos.

EL CAMINO

INTRODUCCIÓN

CRISTIANISMO COMO IGLESIA A LO LARGO DE LA HISTORIA

1. El orígen y la revelación de la Iglesia

La caracterización de la Iglesia por el apóstol Pablo como el “Cuerpo de Cristo” y Cristo como Su “Cabeza” (Colosenses 1:24, 18), llevó a la Iglesia a una asociación directa con Cristo. Estando unida al eterno Logos de Dios, la Iglesia es igualmente eterna y pre-existente antes de todos los siglos, con Cristo. Por tanto, su comienzo y su origen no están localizados en la humanidad, sino en Dios. La Iglesia “no es de este mundo” (Juan 18:36); es un misterio “escondido desde los siglos en Dios” (Efesios 3:9). La Iglesia ya existía en la eterna voluntad de Dios. Así como el plan de Dios para la salvación de la humanidad y del mundo en la Persona de Cristo era pre-eterno, así también era pre-eterna Su voluntad de fundar Su Iglesia en el mundo, para la perpetua realización de la salvación. Según San Atanasio el Grande, la Iglesia, “siendo previamente creada, luego nació de Dios” (PG 26, 1004/5).

Esto indica que la Iglesia es un misterio, que se revela en Cristo y que en esencia permanece como un misterio inexplicable, como Cristo mismo lo es. Esta es la razón por la que no pueda formularse una definición formal de la Iglesia que corresponda a Su esencia, pues ella permanecerá para siempre más allá de los poderes cognitivos del hombre. La Iglesia, como el “Cuerpo de Cristo”, no puede ser definida. Sólo puede ser percibida por la experiencia, esto es, sólo mediante la participación del Hombre en Su particular estilo de vida. Un miembro activo de la Iglesia realmente vive el misterio de la Iglesia, y sólo un miembro activo de la Iglesia -en otras palabras, un santo- puede expresar su experiencia mística desde su participación personal en la vida de la Iglesia. Esta es la razón por la que la invitación de la Iglesia al mundo es “Ven y ve” (Juan 1:46). Nos invita a participar en Su experiencia mística, que es la única forma que uno puede familiarizarse con Ella. Su aspecto visible es, por supuesto, reconocible, y es la congregación de los fieles.

La vida de la Iglesia evolucionó en fases:

a) Durante Su primera fase, la Iglesia -que era existente pre-eternamente en la sabiduría de Dios- también comenzó a existir redentoramente para el mundo y la humanidad, como una Iglesia celestial, incluso antes de la creación real del mundo material. La primera comunidad que Dios creó y que incluyó en Su Iglesia fue el mundo de los espíritus: los ángeles. Esta es la “Iglesia de los primogénitos, inscritos en los cielos”, la “Jerusalén celestial” (Hebreos 12:23, 22). En esta Iglesia celestial finalmente se agregarán las almas de los santos a través de todos los siglos (Efesios 1:4), porque esta, la Iglesia celestial, es a la que cada fiel sería finalmente orientado. Según San Pablo, “nuestro estado” -nuestra vida- “existe en los cielos”; en otras palabras, en esa Iglesia Celestial (Filipenses 3:20). Por lo tanto, la primera forma de la Iglesia -que apareció en la voluntad inicial de Dios- era la comunidad celestial (espiritual): la Iglesia de los ángeles (espíritus).

Muchas son las partes de la Biblia que se refieren a la Iglesia Celestial: Hebreos 12:22-23, 11:10, 8:2 (mencionada como el “verdadero tabernáculo”), 9:11. El Libro del Apocalipsis llama a la Iglesia “la nueva Jerusalén, la ciudad, la santa, descender del cielo de parte de Dios…” (Apocalipsis 3:2; 21:2).

Con la Encarnación de Cristo, la Iglesia invisible se vuelve visible y “desciende” del cielo (el mundo de los espíritus) para adentrar también a la humanidad en Su seno (cf. Efesios 2:19, Hebreos 3:1), porque sólo entonces es salvada la humanidad, realmente y eternamente: cuando se convierte en miembro de la Iglesia.

Esta es la fe que persevera en la Tradición (es decir, el propio testimonio) de la Iglesia. Según la Segunda Carta de Clemente, la Iglesia es “de lo alto; es La primera creada, incluso antes del Sol y la Luna; siendo espiritual, llegó a revelarse en la carne de Cristo” (Capítulo 14:1-3). La dirección perseguida por los cristianos, como miembros de la Iglesia (terrestre) es “desde la Iglesia de aquí, a la Iglesia de allí arriba”; en otras palabras, desde la terrestre hacia la celestial (Gregorio Nacianceno, PG 35, 796).

b) Durante Su segunda fase de existencia, la Iglesia “descendió del cielo de parte de Dios” (Apocalipsis 21:2) y fue “plantada “ en la tierra, en el mundo (San Irineo PG 7, 1178). De esta forma, se expandió la comunidad angélica celestial creada por Dios, con la incorporación de la comunidad terrestre de la humanidad. El mundo, según los santos padres, fue creado con la perspectiva de la Encarnación de Cristo y la revelación del misterio de la Iglesia. La fundación del mundo fue, de hecho, también la fundación de la Iglesia “potencial”, esto es, una Iglesia con potencial. Un antiguo texto eclesiástico, “Poemen” de Hermas, dice que “el mundo fue constituído” por el bien de la Iglesia (2ª visión).

La sustancia de la Iglesia se revela en el mundo en la comunión de Dios con la primera pareja creada en el Jardín y paraíso del Edén. La “primera pareja creada” no son dos individuos separados. Representan una comunidad humana. La noción de “comunidad” ya existía desde el mismo momento en que Adán (hombre) fue creado. La mujer fue (potencialmente) creada junto con el hombre, porque ella ya existía dentro del hombre (Génesis 1:27; 2:21-22). Estos dos primeros humanos tenían “potencialmente” a toda la humanidad dentro de ellos. Este estado paradisíaco del hombre era la primera manifestación terrestre del misterio de la Iglesia, como la comunión entre Dios y los humanos y la de los humanos entre ellos mismos, porque sólo con esta forma divina de comunión el hombre puede llevar a cabo su salvación y convertirse en “un comulgante de la naturaleza divina”, como dijo el apóstol Pedro (2ª Pedro 1:4). La multiplicidad de las personas humanas (hipóstasis) encuentra su unidad en la comunión de las personas y Dios: la Iglesia.

Traducido por psaltir Nektario Balderas

cristoesortodoxo.com



Categorías:Giorgos Metalinos

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: