Akathisto a la Theotokos que Prontamente Escucha

Breve introducción

El icono sagrado de la Theotokos que Prontamente escucha “Gorgoepikou”.

eikona panagias gorgoipikloou

El más famoso, tras la Virgen Portaitissa del monasterio de Iviron y la Virgen “Axion Esti”, de entre los milagrosos iconos del Monte Athos, es el antiguo fresco de la Virgen situado en el monasterio de Dochiariou, en la parte exterior del muro este del altar y hacia la derecha de su entrada.

En 1646 el monje Nilos, encargado del refectorio (comedor), que regularmente pasaba por delante de la imagen con antorchas encendidas para realizar sus servicios en el refectorio, oyó una voz que decía lo siguiente: ” No vuelvas a pasar por aquí con antorchas humeando mi imagen”. Nilos, no prestó especial atención a la voz, la cual, pronto se volvió a escuchar reprendiendo al monje y dejándolo ciego. Los hermanos comenzaron a pasar con mucha reverencia delante de la imagen, le colgaron una vela de vigilia y dispusieron un nuevo encargado de refectorio para que la incensara diariamente.

El ciego Nilos pasaba todo el tiempo en un banco de la iglesia rezando ante la imagen, rogando a la Virgen que lo perdonara y lo curara, cosa que ocurrió, cuando, por tercera vez, se escuchó una voz desde el icono, que le informaba a Nilos que sus súplicas serían respondidas. Ella escucha rápidamente de ahí que su nombre sea “Gorgoepikou” (Γοργοεπικού), la que rápidamente escucha o la “Pronta a Escuchar”. Muy pronto este milagro y la promesa de la Virgen llegó a ser conocido en todo el Monte Athos y la imagen se convirtió en objeto de peregrinación a la Virgen.

El pasillo fue cerrado y la imagen se incluyó en una capilla erigida a su derecha. Sus milagros son infinitos y un experto monje “prosmonario” atiende las necesidades de los muchos peregrinos.

Su gracia ha obrado innumerables milagros, no sólo en el Monte Athos, sino también fuera de allí, en las ciudades y pueblos de toda Grecia, donde existen copias de la imagen sagrada. Además, a la Virgen “Gorgoepikou” (y a Agios Eleftherios) está dedicada la capilla junto a la Catedral de Atenas.

Fuente de la introducción

moni doxeiariou3

Akathisto a la Theotokos en su icono milagroso la “Pronta a Escuchar”

(Γοργοεπικού o Скоропослушнице)

9/22 de Noviembre

Kondakion 1

 Elegida por todas las generaciones, Madre de Dios y Reina, Tú que Te muestras Pronta a Escuchar las humildes oraciones de Tus siervos, y sanas abundantemente derramando la Gracia a los fieles desde Tu Santo Icono, Te cantamos un himno de agradecimiento. Tú, Toda-Compasiva e Intercesora, vuélvete hacia nosotros bondadosamente ante nuestras alabanzas y líbranos de todas las desgracias, para que te clamemos:

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Ikos 1

 Los huestes de los ángeles te sirven con reverencia, y todos los poderes celestiales con voces incesantes te alaban, Virgen Madre de Dios, la que dio a Luz al Rey de los ángeles, Cristo Dios, nosotros pecadores, imitándoles con atrevimiento Te ofrecemos la merecida por Ti pero indigna alabanza, con la que humildemente te cantamos:

Alégrate, Morada de Dios sin mancilla; alégrate, incesante maravilla de los ángeles

Alégrate, banquete Santo, que nos alimentas con el Pan de la vida; alégrate, unción del Fruto bendito, que nos unges con el miro de misericordia.

Alégrate, Dones de Dios de la gracia e inagotable Tesoro; alégrate, Río de maravillas siempre fluyente.

Alégrate Defensora de los indefensos; alégrate, Alivio de los entristecidos.

Alégrate Auxilio de los afligidos; alégrate Curación de los enfermos.

Alégrate Fortaleza de los débiles; alégrate Libertadora de los cautivos.

Alégrate, Toda-Compasiva pronta a escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 2

 Viendo, Oh Soberana, Tu justa misericordia, y que muchos milagros son manifestados por Ti, y manifestados a través de Tus iconos, que son como estrellas que resplandecen con la divina Luz de Dios, adornando la cristiandad, Te alabamos, Oh Alabadísima por Tus bendiciones a nuestra nación, y con amor nos postramos ante Tu Santa imagen, clamando a Tu Hijo Cristo Dios: Aleluya

Ikos 2

 Abriendo el razonamiento celestial, Madre de Dios, cumpliendo Tu Buena voluntad en Tu asignación terrenal, en la Santa Montaña del Athos, Tu Santo icono se hizo famoso por Tus innumerables Milagros. Tu Santo icono se nombró la Pronta a Escuchar, pues de esta manera se proclamó por una Voz que procedía de Ti; y todos proclamando Tu buena voluntad Te cantamos:

Alégrate, Tu que Te apiadas de todos nosotros como Madre de Cristo; alégrate, Morada del Espíritu Santo.

Alégrate, Muestra del amor Divino hacia el hombre; alégrate, Tu que eres la más Alta del género humano.

Alégrate, Fuente clara de la Palabra de Dios; alégrate, Toda-Santa entre los Santos.

Alégrate, Tu que diste a luz al Cordero Divino; alégrate, pues por Ti vino a nosotros el Dador Vida.

Alégrate, Recepiente de Oro del Manjar Inmortal; alégrate, portadora del divino alimento de la sanación.

Alégrate, pues por Tu intercesión esperamos salvarnos; alégrate, pues por Tus oraciones recibiremos la herencia celestial.

 Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 3

Actuando con la Fuerza de Dios, cuando el monje Nilo pasó andando irreverentemente delante de Tu icono en el Monasterio de Dochiariou, Tu le castigaste con la ceguera y el debilitamiento del cuerpo, ya que ofendió Tu imagen purísima de forma que ningún otro se atrevería. Prometiendo gracia para toda la Montaña del Athos le concediste Tu misericordia, por lo que todos los monjes con sus voces venerables cantan al nacido de Ti, el Logos de Dios, Aleluya.

Ikos 3

Con gran amor por el pueblo redimido por la Sangre de Tu Hijo y Dios, Oh Señora nuestra Toda-Compasiva, aceptaste el arrepentimiento del monje Nilo y le regalaste la sanación de su ceguera y del debilitamiento de su cuerpo; por lo que sirviéndote continuamente y ofreciendo oraciones en alta voz ante Tu icono que todo lo sana, Te clamamos:

Alégrate, Sarmiento Santo de Joaquín y Ana; alégrate, nacida para aplastar la cabeza de la antigua serpiente.

Alégrate Bienaventurada entre todas las mujeres; alégrate, Tu que diste a luz sin mancha al Salvador de nuestras almas.

Alégrate, virginidad y Natividad maravillosamente combinadas; alégrate, pues guardas a ambas en maravillosa integridad.

Alégrate, pues eres el mayor milagro del universo; alégrate, Maravilla de todo género terrenal.

 Alégrate, corrección de los pecadores; alégrate, aprobación de la virtud del penitente.

Alégrate, pues tras el castigo olvidas nuestras ofensas; alégrate, Gracia del razonamiento.

 Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 4

A través de Tu Santo icono, Oh Madre de Dios, la Santa Montaña del Athos obtiene la liberación en las tormentas cotidianas, y un refugio tranquilo de salvación, recibiendo consuelo por la gracia y ayuda de Dios, a través de Tu Santo icono, Oh Theotokos, e irradiando milagros por él, distribuyes corrientes abundantes de Misericordia. Por tanto, todos los que desean, en el desierto del Athos, alcanzar la salvación, alaban Tu generosidad de Madre, y con agradecimiento cantan a Dios, Aleluya.

Ikos 4

Escuchando la Divina Voz que sale de Tu icono, Oh Soberana, El monje Nilo Te dio a conocer como la Pronta a Escuchar a todos los que acuden ante Tu Milagrosa imagen con fe y amor; y recibiendo de Tu imagen la iluminación perdida por su irreverencia y la visión a sus ojos cegados, Te clamó con gratitud del alma.

 Alégrate, castigo temporal del ignorante, alégrate, pues recibes con misericordia el arrepentimiento del pecador.

Alégrate, pues conduces al camino de la rectificación a los perdidos; alégrate pues sanas las heridas del pecado con bondad.

Alégrate pues con amor muestras las faltas a los que por descuido caen en el error; alégrate, alegría de los afligidos y liberadora de los tormentos eternos.

Alégrate pues calmas nuestras pasiones; alégrate, pues extiendes Tu mano de ayuda a los que perecen.

Alégrate, Esperanza de los desesperados; alégrate, alegría de los entristecidos.

Alégrate, Vestimenta del desnudo; alégrate, Custodia del huérfano.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 5

Viendo al Logos de Dios revelado por Ti, Oh Theotokos Pronta a escuchar, los monjes del Monasterio de Dochiariou construyeron una Iglesia junto al Monasterio, donde permanece Tu icono milagroso, Oh Purísima Virgen. Consolando a todos los fieles con Tu conocida Misericordia, no nos prives de ella a nosotros que humildemente Te glorificamos por siempre y cantamos al Dios Creador, Aleluya.

Ikos 5

Viendo las maravillas que provienen de Tu Santo icono Pronto a Escuchar, todos los monjes de la Montaña del Athos se postran ante él. Tú, Madre de Dios, a todos, por la petición de cada uno, les regalas Tu abundante misericordia a través de Tu Santo icono, y clamándote Te cantamos:

Alégrate, Madre de la Misericordia y la Generosidad; alégrate, Aliento que cobra vida del Trono Todopoderoso.

Alégrate, Tu que engendraste al Hijo de Dios; alégrate, Tu que en tu seno llevaste al Fruto sin semilla.

Alégrate, Tu que contuviste al incontenible; alégrate, pues uniste a Dios con la humanidad.

Alégrate, regocijo de los que se postran ante Ti; alégrate, divina alegría de los que guardan ayuno.

Alégrate, gozo tranquilo de los que viven en el desierto; alégrate, apoyo firme de los monjes.

Alégrate, Tu que vences las embestidas del maligno; alégrate, Tu que salvaste a la humanidad avergonzada del enemigo.

 Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakio 6

La Santa Montaña del Athos predica Tu Misericordia y Tus Milagros, La Toda-Bendita Madre de Nuestro Dios, es Bellamente adornada por los innumerables iconos milagrosos de Ti, entre los cuales se encuentra Tu icono que por Ti fue nombrado la Pronta a Escuchar, Como la luna llena, irradiando Milagros, e iluminando a nuestras almas con la Luz de la gracia de Dios, y esforzándonos en alabar al Dios Trino Te proclamamos, Aleluya.

Ikos 6

Se ha iluminado en Tu Purísimo icono, Oh Madre de Dios, La luz de la salvación para todos los que vagamos en las tinieblas del pecado y de las pasiones, y te proclamamos la Pronta a Escuchar, pues al que reza ante Tu icono con fe y reverencia de corazón, le concedes Tu pronta ayuda, por lo que Te cantan;

Alégrate, Rayo que alumbra el alma; alégrate, Trueno que sobrecoges con temor.

Alégrate, Refugio Seguro de los agitados por la tempestad del mar; alégrate, protección de los golpeados por las olas de las tormentas de las pasiones.

Alégrate, Guía en la castidad de los jóvenes; alégrate, manto de protección de la virginidad.

Alégrate, Tú que ablandas los corazones endurecidos; alégrate, Tú que calientas por la Gracia la frialdad espiritual.

Alégrate, Guía hacia el verdadero camino de Salvación; alégrate, Barrera a los que se dirigen al camino de la perdición.

Alégrate, Intercesora nuestra ante Tu Hijo y Dios; alégrate, pues siempre Le ruegas con piedad por nosotros pecadores,

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 7

Queriendo enseñar a todos Tu gran amor hacia el pueblo Cristiano, Oh Toda-Bendita Madre de Dios, Has elegido como Jardín terrenal el Monte Athos, y en él has multiplicado el establecimiento monástico; y todos los que están abrumados por las preocupaciones mundanas, obtienen aquí la calma y el refugio tranquilo para la salvación, y ayudados por Ti reciben la herencia celestial, y junto a Ti y a todos los Santos cantan a la Toda-Santa Trinidad, Aleluya.

Ikos 7

Has mostrado numerosas señales de misericordia, Oh Señora, no sólo a los monjes de la Santa Montaña del Athos, sino a todos los cristianos ortodoxos que alaban tu Maravilloso icono la Pronta a Escuchar; y nosotros queriendo obtener Tu misericordia, con reverencia honramos también Tu icono, y todos a una Te proclamamos:

Alégrate, pues eres la Madre de Nuestro Dios; alégrate, pues Te mantuviste Siempre Virgen antes y después de dar a luz.

Alégrate, Bendita por todas las naciones; alégrate, pues Te cubrió la Fuerza del Altísimo.

Alégrate, pues tienes el apoyo Divino por Tu humildad; alégrate, pues por Tu divina bondad estás cerca del Rey de Reyes.

Alégrate, Hija Bendita del Padre Celestial; alégrate, Madre del Hijo eterno que no conoció varón.

Alégrate, Inmaculado Recipiente del Espíritu Santo; alégrate, Guardiana de la Gracia Divina.

Alégrate, Ornamento Celestial del Mundo; alégrate, Intercesora del mundo en lo Alto.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 8

Somos extranjeros y peregrinos en la tierra, por la palabra del Santo Apóstol, no tenemos un pueblo establecido, ¿y a quien vamos a recurrir, Oh Soberana, con los sufrimientos de nuestro viaje, si no es a Ti, Toda Bendita? No nos rechaces, Oh Madre de Dios, No nos digas: “No os veo, a causa de vuestros pecados”, sino más bien ayúdanos a nosotros huérfanos y desamparados, y recíbenos por la Sangre Eterna, Oh Protectora nuestra, y cantaremos con alegría al Rey de la Gloria, Cristo Dios: Aleluya

Ikos 8

Para todos los fieles es un consuelo ver Tu Santo Icono, Oh Soberana. Sobre él Te vemos reflejada, y a Tu mano cogiendo al niño pre-eterno y Dios Nuestro, Jesús Cristo; y postrándonos con reverencia ante Él, como Creador y Dios Nuestro, a Ti que eres verdaderamente la Theotokos, tiernamente Te cantamos;

Alégrate, pues Te llenaste de gozo con la anunciación del Arcángel, Oh Siempre Virgen; alégrate, Novia no desposada.

Alégrate, Madre de la Divina Sabiduría, que ilumina todas las almas; alégrate, Trono Celestial del Creador de la tierra.

 Alégrate, dulce paloma; alégrate, cordero inmaculado.

Alégrate, Cáliz de sobrecogedora alegría; alégrate, Recipiente inagotable de agua viva.

Alégrate, Mirófora fragancia de Cristo; alégrate, pues con ello apartas de nosotros nuestras malignas pasiones.

Alégrate, pues diste a conocer al Hijo Dios; alégrate, pues con ello enseñas a postrarse ante el Dios Trino.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

kondakion 9

Todas las naciones Te Bendicen con agradecimiento, Oh Bendita Virgen María, Madre de Dios, y desde Oriente hasta Occidente es alabado Tu nombre. Los monjes Te proclaman como su Protectora, especialmente aquellos que habitan en la Montaña del Athos, donde particularmente son bendecidos por Ti; donde muchos milagros ocurren en Tu nombre; y donde reside Tu abundante misericordia, por lo que con agradecimiento cantamos a Dios a través de Ti, Aleluya.

Ikos 9

Los más elocuentes y los más grandes sabios quedan perplejos ante el misterio de Tu Siempre Virginidad, Oh Madre de Dios, y no logran explicar la Fuerza milagrosa que se derrama de Tus iconos, para la curación de los enfermos y para toda ayuda espiritual o corporal del hombre. Nosotros los ortodoxos que sin dudar Te confesamos como la Siempre Virgen, con Fe nos postramos ante Tu Santo Icono y Te cantamos:

Alégrate, rumor cuestionable de los infieles; alégrate, Alabanza conocida de los fieles.

Alégrate, pues diste a luz a Cristo Dios sin corrupción; alégrate, pues mantuviste intacta Tu virginidad tras el alumbramiento.

Alégrate, Madre y Virgen Toda Bendita; Alégrate, Madre de Dios glorificada.

Alégrate, exaltación de las vírgenes; alégrate, alegría eterna de las madres.

Alégrate, unión inmaculada y Buena esposa; alégrate, Tu que diste luz al Prometido que aplastó la cabeza de la serpiente.

Alégrate, pues libraste a los ancestros caídos de la Antigua Condena; alégrate, pues por Su nacimiento levantaste la condena a los prisioneros.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

kondakion 10

La Salvación está preparada para los llamados en Cristo que Tu has bendecido, Oh Madre de Dios, en Tu lugar terrenal, la Santa Montaña del Athos, en el poblado monástico que seleccionaste, al anunciar en una visión al primer ermita del Athos, el monje Pedro, que esa Montaña sería su hogar monástico, y prometiéndole consuelo, siendo Auxiliadora y Protectora para todos, y actuando con la Voluntad de Dios, les ayudas en sus necesidades y les ayudas a superar sus desgracias; por lo que con toda libertad cantamos a Dios, Aleluya.

 

Ikos 10

Eres la Muralla inexpugnable, Oh Virgen, para los monjes ortodoxos y ascetas de la virginidad y la pureza. Especialmente en tu Jardín terrenal, en la Montaña del Athos, donde no pueden entrar las mujeres, y donde se mantienen los monjes sin caer en el pecado de la seducción, poniendo sobre Ti su fe como única esperanza de salvación y proclamándote:

Alégrate, Flor de inmarcesible virginidad; alégrate, Flor de gran pureza.

Alégrate, luminoso resplandor celestial, diligente de pureza sorprendente; alégrate, Vela divina de la sabiduría, mentora y ejemplo de castidad.

Alégrate, Tu que actúas como intercesora de los monjes hacia su salvación; alégrate, Protectora y Salvaguarda de los ermitas del Monte Athos.

Alégrate, bendita alegría vertida en los corazones que aman a Dios; alégrate, Consuelo espiritual para las almas caídas en entristecimiento.

Alégrate, pues alimentas a vírgenes y huérfanos; alégrate, pues por el amor hacia el Novio Inmortal te deleitas en cumplir la vigilia de la virginidad.

 Alégrate, fuerte auxilio en la difícil batalla contra las tentaciones de las pasiones carnales; alégrate, guardián de los monasterios siempre en vigilia.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

kondakion 11

Te cantamos humildemente, con la plenitud de amor y dedicación que tenemos por Ti, no nos desprecies, Oh Purísima, y no Te apartes de nosotros, corrompidos por innumerables pecados, sino más bien ayúdanos, Toda Bendita, a limpiarnos de la inmundicia del pecado a través del arrepentimiento y lograr vivir en piedad y pureza, Oh Divino ejemplo para salvación de la humanidad, y ayúdanos en todas nuestras preocupaciones; y así, digna y justamente clamamos al Señor: Aleluya.

Ikos 11

Los milagros que surgen de Tu Santo Icono resplandecen por su claridad, Oh Virgen Madre, y el mundo entero queda iluminado por la gracia que surge de él, desterrando toda acción del enemigo por el Poder de Dios, que sale del icono; por lo que nos alegramos, nosotros pecadores, de tener tal Tesoro que recibimos por Tu bendición; y a Ti, Pronta a Escuchar nuestras súplicas, Te clamamos con agradecimiento:

Alégrate, resplandeciente Amanecer divino de salvación; alégrate, pues diste a luz al Novio inmortal de nuestras almas.

Alégrate, Deseo nuestro por cumplir la Voluntad de Dios; alégrate, Pronta y Divina ayuda contra las tristezas y ataques del enemigo.

Alégrate, Paraíso espiritual, que a todos llenas con Tu consuelo; alégrate, pues Tu condescendencia Te hace emanar gotas de Consuelo por nosotros.

Alégrate, Tu que enfrías el calor de nuestras pasiones; alégrate, Tu que repartes diligentemente la gracia del desapasionamiento para los que lo buscan.

Alégrate, Sumo Amor de los que viven en pura castidad; alégrate, pues Te apareces en sueños y visiones a los elegidos por Dios.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 12

Eres la Bendición Divina, en unión con Tu Santo Icono, llamado por Ti “Pronta a Escuchar”, Oh Madre de Dios y Soberana, atraes hacia él a los afligidos y sobrecargados, que no se apartan de esta fuente de misericordia y compasión; Tu eres la alegría de los afligidos y la protección de los atacados; en la enfermedad los enfermos reciben curación abundante por Tu milagrosa imagen, Oh Toda Bendita, y con agradecimiento cantan a Dios el Dador de bendiciones, Aleluya.

Ikos 12

Cantando Tus Milagros, Oh Soberana, y Tu gran misericordia hacia los Cristianos, nosotros pecadores reconocemos que eres más honorable que los Querubines e incomparablemente más gloriosa que los Serafines; y todos a una, esperando obtener Tu gran misericordia, Oh Toda Bendita, humildemente Te cantamos:

Alégrate, Morada Bendita de los ascetas contra las tormentas; alégrate, Dulce representante de los hombres ante Dios.

Alégrate, Confortación Bendita de los que viajan por el desierto o la Montaña; alégrate, misteriosa amonestación de los siervos de Dios en el mundo.

Alégrate, pues reconcilias a los pecadores arrepentidos con Dios; alégrate, Suprema Gobernante del Monte Athos.

Alégrate, pues iluminaste al monje Pedro en el desierto con Tu visita; alégrate, pues otorgaste la gracia a Atanasio el sabio con Tu aparición.

Alégrate, Tú que diste a conocer con Gloria celestial a muchos santos del Athos; alégrate, Tú que muestras un extraordinario amor por los que habitan en aquella Montana.

Alégrate, Tú que sanas nuestros cuerpos sin pedir nada a cambio; alégrate, Tú que guías nuestras almas hacia el Reino de la Montaña.

Alégrate, Toda-Compasiva, Pronta a Escuchar, que conviertes nuestras peticiones en bendiciones.

Kondakion 13

Oh Madre a la que todos cantan, llamada la “Pronta a Escuchar” por Tu Santo Icono, Virgen María Madre de Dios, Ten piedad de nosotros y acepta nuestras insignificantes súplicas que Te ofrecemos de corazón con fe y amor, y ruega a la Toda Santa y Eterna Trinidad, que nos libere del fuego del infierno, de la oscuridad donde no llega la (Divina) Luz y del sufrimiento eterno. Que seamos dignos de heredar el Reino Celestial por Tu intercesión, y que podamos cantar a Dios junto con los Santos: Aleluya.

(Este kondakion se lee tres veces, después el primer ikos “las huestes de los angeles” y el primer kondakion “Elegida por todas las naciones”)

Oración

Soberana, Toda Bendita y Siempre Virgen Madre de Dios, que diste a luz a la Palabra más grande, el Logos de Dios,   para nuestra salvación, y que manifiestas abundantemente en todos nosotros Su Gracia; Mar de Dones Divinos y Río de Milagros siempre fluyente que derrama la Gracia para todos los que recurren a Ti con fe.

Postrándonos ante Tu imagen milagrosa, clamamos a Ti, Toda-Bondadosa Madre del Dios amante de la humanidad; sorpréndenos con tu abundante misericordia, y por las peticiones que Te presentamos, Oh Pronta a Escuchar, acude rápido a cumplirlas todas, si son para el beneficio, la consolación y la salvación de nuestras almas y cuerpos; y visítanos, Oh Toda Bondadosa, con Tu gracia a nosotros siervos tuyos. Sana a los dolientes y concédeles el pronto restablecimiento, da paz a los atormentados, libertad a los cautivos y consuela a los que sufren en todas sus formas.

Libra, Oh Toda Misericordiosa Soberana, a toda ciudad y país, del hambre, las enfermedades, el miedo, la inundación, el fuego, la espada y de cualquier otro castigo temporal y eterno, y con Tu audacia maternal aparta la ira de Dios sobre nosotros.

Libra a Tus siervos de la apatía espiritual, de las tormentas pasionales, de las caídas en el pecado y de las ofensas, y concédenos poder vivir en piedad y que seamos dignos, en el futuro, de las Bendiciones Eternas por la gracia y el amor al hombre de Tu Hijo y Dios, a Quien se debe toda la Gloria, honor y adoración, junto con Su Padre sin Principio y el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos. Amen

Tropario, tono 4

A la Madre de Dios acudimos, en medio de nuestras desgracias, y nos postramos ante Su santo icono, y clamando desde lo más profundo de nuestras almas, te suplicamos: escucha pronto nuestras súplicas, Oh Virgen, llamada “Pronta a Escuchar”. Pues a Ti, Te tenemos, nosotros tus siervos, como pronta auxiliadora en nuestras necesidades.

Kondakion, Tono 8

En un mar de tormentas cotidianas, nos hundimos bajo el torrente de las pasiones y tentaciones. Ofrécenos, Oh Señora, una mano de ayuda, como hizo Tu Hijo a Pedro, y apresúrate en librarnos de nuestras desgracias, a nosotros que Te clamamos: Alégrate, Toda Bendita Pronta a Escuchar

Alabanzas

Te alabamos, Santísima Virgen, hija elegida por Dios, y honramos Tu santa imagen, a través de la cual sanas a todos los que acuden con fe.

Traducido y adaptado del ruso por

Maria Andreevna D.

Hipodiácono Miguel P.

Para Gloria de Dios

Noviembre de 2014  (c)

¡Santísima Madre de Dios, Sálvanos!

Quick-to-Hear-2

Anuncios


Categorías:Akathistos

Etiquetas:, , , , ,

1 respuesta

  1. ¡Santísima Madre de Dios, Sálvanos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: