Prólogos de Ohrid: 14 de agosto / 1 de agosto

ohrid 14-08

 

Los siete macabeos, su madre Solomonia y el sacerdote Eleazar

Todos ellos sufrieron por la pureza de la fe de Israel bajo el dominio del rey Antíoco, llamado por algunos, “Epifanos”, el “iluminado”, y por otros “Epimanis”, el “loco”. A causa de los grandes pecados de Jerusalén y especialmente por la competición sobre la autoridad sacerdotal y los crímenes cometidos durante la lucha, Dios permitió una gran calamidad en la Ciudad Santa. Tras esto, Antíoco quiso por todos los medios imponer en los judíos la idolatría de los griegos en lugar de su fe en el Dios vivo y lo obró todo para lograr esta meta. Había varios sacerdotes traidores y otros ancianos de Jerusalén ayudando a Antíoco en su intención. En una ocasión, el mismo rey Antíoco vino a Jerusalén y ordenó que todos los judíos comieran carne de cerdo, algo contrario a la ley de Moisés, pues comer cerdo era un signo aparente de que se rechazaba la fe de Israel. El anciano Eleazar, un sacerdote y también uno de los setenta traductores del Antiguo Testamento a la lengua griega (La Septuaginta) no quiso comer del cerdo. A causa de esto, Eleazar fue torturado y quemado. Regresando a Antioquía, el rey llevó consigo a los siete hijos, llamados los macabeos, y a su madre Solomonia. Los siete hermanos macabeos eran: Avim, Antonio, Eleazar, Gurio, Eusebon, Aquim y Marcelo. Ante los ojos de su madre, el malvado rey torturó a sus hijos, uno por uno, rasgando la piel de sus rostros y, después, echándolos al fuego. Todos sufrieron valientemente la tortura y la muerte, pero no renegaron de su fe. Finalmente, cuando su madre vio a su último hijo, el de 13 años, en el fuego, saltó a las llamas y fue consumida por el fuego, entregando su alma a Dios. Todos sufrieron honorablemente por su fe en el Único Dios, unos ciento ochenta años antes de Cristo.

La procesión de la honorable Cruz

Esta fiesta fue instituida de mutuo acuerdo por griegos y rusos durante el reinado del emperador griego Manuel y el príncipe ruso Andrés, en conmemoración de las victorias simultáneas de los rusos sobre los búlgaros y de los griegos sobre los sarracenos. En ambas batallas, las armadas llevaban cruces y en ellas brillaban los rayos celestiales. Así, esta fiesta se instituyó el 1 de agosto, y la cruz fue llevada primero en medio de la Iglesia de la Divina Sabiduría (Agia Sofía) y después, por las calles, para que el pueblo la venerara como conmemoración de la milagrosa ayuda de la Cruz en las batallas previas. Esta no era una cruz ordinaria, sino la Verdadera y Honorable Cruz que fue tomada de la Iglesia de la corte imperial. El 31 de julio, la honorable Cruz fue llevada desde la corte imperial hasta la Iglesia de la Santa Sabiduría de Dios, y desde allí fue llevada por las calles para la consagración de la tierra y el aire. Finalmente, el 14 de agosto, fue nuevamente devuelta a la iglesia del palacio imperial.

Los nueve santos mártires

Los nombres de estos mártires eran: Leoncio, Ato, Alejandro, Cinceo. Mnesiteo, Ciríaco, Meneo, Catuno y Eucleo. Leoncio fue carpintero y los otros eran granjeros. A causa de su firme confesión de la fe de Cristo y a causa de la destrucción del templo de Artemis, fueron cruelmente torturados y decapitados en Pérgamo, Pamfilia, durante el reinado de Diocleciano y se convirtieron en herederos del reino de Cristo.

Himno de Alabanza

La honorable Cruz de Cristo

La honorable Cruz de Cristo,

Ante ella todos se postran,

Por el poder de la Cruz de Cristo,

De la tentación somos redimidos.

La Santa Cruz es más poderosa que el maligno

Y que todos los reyes de la tierra.

De la enfermedad, la cruz nos salva,

Y de los asaltos de los bárbaros.

El príncipe Andrés, por el poder de la cruz,

Liberó las tierras y las salvó,

El rey Manuel, por el poder de la Cruz,

Destruyó gloriosamente a los sarracenos.

De los ejércitos de los paganos,

De los conquistadores tiránicos,

De todos los males se demuestra

Que el poder de la Cruz es más poderoso.

Reflexión

Por lo general, un hombre débil se protege a sí mismo con la hipocresía y el hombre fuerte se protege así mismo con la tiranía. El hecho de que ningún hombre pueda defender su vida ante Dios, tanto por hipocresía o por tiranía, se nos demuestra claramente por el ejemplo del santo sacerdote Eleazar y el rey Antíoco. Cuando el tirano rey convocó a Eleazar a juicio y le obligó a comer cerdo si deseaba salvar su vida, Eleazar rechazó rotundamente esto. Entonces, algunos amigos de Eleazar le trajeron un trozo de otras carnes, no carne de cerdo, y le suplicaron que la comiera en presencia del rey y del pueblo para salvar tanto su vida como su conciencia. El anciano rechazó este ofrecimiento diciendo a sus amigos: “La hipocresía no está haciendo de mi un anciano que escandalice a los jóvenes”. El anciano Eleazar fue asesinado en el cuerpo pero su alma se salvó. El castigo de Dios cayó sobre el rey tirano Antíoco mientras aún vivía. Una terrible enfermedad le atacó desde dentro y su cuerpo se llenó de gusanos y de un hedor que podía percibirse desde lejos. En su desesperación, el rey recordó el derramamiento de sangre de miles y miles de seres humanos que, por su orden, fueron asesinados sin misericordia, y con temor de Dios, empezó a confesar al único Dios al que, antes de esto, había perseguido mediante la persecución a sus fieles. Sin embargo, Dios no le manifestó su misericordia.

Contemplación

Contemplemos el castigo de Dios sobre Israel (Jueces 10)

 

1. Cómo los israelitas cometieron maldad ante el Señor, adorando a los ídolos sirios, sidonios y moabitas, y a otros ídolos;

 

2. Cómo el Señor los entregó en esclavitud a los filisteos que, durante 18 años, los pisotearon y los aplastaron.

 

3. Cuán temible es el Señor para los apóstatas de la verdadera fe.

Homilía

Sobre las visiones proféticas

“Visión que Isaías, hijo de Amos, tuvo” (Isaías 1:1).

El que tiene entendimiento puede conocer al único y verdadero Dios. Aquel que no tiene entendimiento, que escuche al que lo tiene y el que tiene entendimiento y el que escucha, ambos serán salvados. Es posible conocer claramente a Dios por la naturaleza creada y más claramente, por los hombres inspirados por Dios y mucho más completamente por medio del Señor Jesucristo. Los hombres inspirados por Dios antes de Cristo eran los profetas. Entre los primeros estaba Isaías, hijo de Amós. El Espíritu de Dios le abrió su mente y vio lo que otros hombres no veían. Por eso llamó a su primer mensaje al pueblo “una visión” (o aparición). No se puede describir cómo vieron los profetas los misterios celestiales y los misterios de los hechos futuros: eso sólo lo pueden experimentar aquellos a quienes Dios concede este don.

Las visiones de los santos profetas son ciertas, pues estas palabras y estas apariciones celestiales de estas visiones, han sido realmente confirmadas después. Son verdaderas porque sirvieron para el bien de los hombres, volviéndolos de la maldad al bien. Además, son ciertas porque los profetas las declararon temerosamente a los hombres sin tener en cuenta el sufrimiento de quienes las soportarían e incluso sin tener en cuenta la muerte amarga de muchos de los que la sufrirían.

¿Qué recibió Isaías del mundo y de los hombres por sus visiones? ¿Riquezas u honor o una vocación exaltada? ¡Los judíos lo cortaron por la mitad! ¡Estas son las riquezas, el honor y la gloria del profeta, sufrir por la verdad de Dios!.

Así, escuchemos a los profetas de Dios pues ellos son el camino que conduce a la ciudad del gran Rey, son los rayos del Sol de Justicia, Cristo, que en una esfera distante ilumina a los hombres con la luz celestial, señalándoles el Sol.

Oh Señor Jesucristo, que te revelaste por medio de los profetas y preparaste el camino de tu descenso a nuestro valle, ayúdanos. Ayúdanos a reconocer tu luz y tu providencia en tus santos profetas.

 

Traducido por pslatir Nektario B. (P.A,B)

Anuncios


Categorías:prólogos de Ohrid

Etiquetas:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: