Confesión de fe trinitaria ortodoxa en la ordenación episcopal

TrinityFlyerLa Toda Santa Trinidad

Russian_Orthodox_Episcopal_OrdinationOrdenación episcopal de la Iglesia Rusa

Fragmento de la Confesión de Fe que debe realizar todo candidato a obispo en su consagración episcopal

Creo en un solo Dios, distinguido en tres personas, que son el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Digo distinguido según la propiedad, pero entero y completo según la esencia, y todo entero, a la vez Trinidad y Mónada: Mónada según la esencia, la naturaleza y la forma; Trinidad según la propiedad y el nombre, porque uno es llamado Padre, otro Hijo y otro Espíritu Santo. El Padre es inengendrado y sin principio, porqué nada es más antiguo que Él, ya que Él existía y de todos modos era Dios. Sin principio, ya que Él no tiene el ser sino de Sí mismo.

Creo también que el Padre es la causa del Hijo y del Espíritu Santo: del Hijo por generación, del Espíritu Santo por procesión; sin que se pueda observar ninguna disparidad, ni siquiera alienación que no sea otra que la diferencia de las propiedades hipostáticas; el Padre engendra al Hijo y hace proceder al Espíritu Santo; el Hijo es engendrado por el Padre solo y el Espíritu Santo procede del Padre.

Yo profeso, pues, un solo principio y reconozco un solo origen: el Padre, principio y causa del Hijo y del Espíritu; digo al Hijo principio por encima del tiempo e ilimitado: no como Comienzo de las creaturas en tanto que Primer-creado, trayendo consigo el privilegio del siglo; ¡lejos de mi estos pensamientos! que no son más que los chismes impíos de los arrianos, pues eso mismo blasfemaba el hipócrita y pérfido de Arrio tratando de creaturas al Hijo y al Espíritu Santo.

Y yo llamo principio al Hijo que viene del Ser sin principio, con tal de no admitir dos principios; y el Espíritu Santo comparte con el Hijo el tener un principio, puesto que juntos y paralelamente el Hijo y el Espíritu Santo tienen su ser del Padre: el Hijo por generación y el Espíritu Santo por procesión.

Y ni el Padre está separado del Hijo, ni el Hijo del Espíritu, ni el Espíritu Santo del Padre y del Hijo, sino que el Padre esta todo entero en el Hijo y en el Espíritu Santo, y el Hijo está todo entero en el Padre y en el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo está todo entero en el Padre y el Hijo, puesto que están unidos dentro de la distinción, y están distinguidos dentro de la unión.

Yo creo en un sólo Dios, Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra, de todas las cosas visibles e invisibles; sin comienzo, inengendrado y sin causa; Principio natural y causa del Hijo y del Espíritu Santo.

Yo creo también en Su Hijo único, engendrado del Padre sin emanación y más allá del tiempo; es de la misma esencia que el Padre y todo fué hecho por Él.

Creo también en el Espíritu Santo, que procede del Padre, y que es glorificado con Él, que es coeterno con Él, comparte Su trono, de la misma esencia y gloria que el Padre, y que es autor de la creación.

Traducido por J.C.

Anuncios


Categorías:Santísima Trinidad

Etiquetas:, , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: