Consejos paternos por el Geronta Filoteos Zervakos parte 2

416px-Philotheos_Zervakos

Varios

El diablo odia lo bueno y a menudo pone obstáculos en nuestro camino. Pero cuando buscamos la ayuda de Dios, el Poder de Dios lo dispersa. Ruego para que el Señor pueda fortaleceros en Su obra. Alegraos siempre con el gozo del Señor, tanto en la tierra, y mucho más en el cielo, y rogad para que el Único Santo pueda ser vuestra ayuda y vencedor, defensor y guardián. La generación de hoy en día es una generación perversa, maligna y pervertida, y el Señor dispone caminos torcidos a los desviados. Mucha gente de esta generación perversa no son hijos de Dios, sino que con sus pecados y su falta de arrepentimiento, se han convertido en hijos del diablo.

Días festivos y mujeres inmodestas

Cuando ante cualquier pecado resistimos con todas nuestras fuerzas y derrotamos al enemigo, el Señor nos reconocerá en esto un martirio… Una fiesta cristiana, según dice el divino Crisóstomo, es un despliegue de buenas obras, de piedad de las almas, y de una vida rigurosa. Esto es: en las fiestas, debemos exhibir y hacer buenas obras, por su puesto, no de forma hipócrita y teatral, sino de forma humilde y modesta. Las buenas obras son: ser caritativos con los pobres, alimentar a los hambrientos, saciar a los sedientos, visitar a los enfermos, consolar a los afligidos, y proteger a las viudas y a los huérfanos.

Hay piedad de alma y rigor de vida cuando, durante las fiestas, dejamos de lado las obras corporales y participamos en las espirituales, en el estudio y la lectura de las Santas Escrituras, en las oraciones, en los himnos de doxología y en los cantos espirituales (Colosenses 3:16; Efesios 5:19). Desafortunadamente, durante las fiestas, muchos hombres se entregan al libertinaje, a la embriaguez y la prodigalidad, mientras que muchas mujeres, en vez de hacer buenas obras, muestran vestidos y no se contentan sólo con adornarse con vestidos lujosos, sino que se pintan los labios, las uñas y los rostros, e insultan a su Hacedor y Creador…. ¡Ay, a qué estado hemos llegado! ¿En dónde nos detendremos? Seguramente en la perdición. El sínodo local de Gangra anatematiza a las mujeres que cortan el pelo de su cabeza (Canon 17), mientras que el apóstol Pablo dice que es indecente que las mujeres corten su cabello (1ª Corintios 11:6). El emperador Justiniano promulgó leyes para que esa clase de mujeres fueran expulsadas de la Iglesia…  Sé que probablemente puedo parecer molesto, pero digo la amarga verdad. Estoy haciendo mi deber, al igual que los padres aconsejan a sus hijos, pues a menudo censuran y reprenden a sus hijos cuando se extravían, y a veces también los azotan. No hacen eso porque les tengan envidia, sino porque los aman, para que vuelvan del camino del mal. También hago esto como un padre espiritual. Puesto que os  amo y cuido de vosotros, como a mis hijos, tengo el deber de aconsejaros y la obligación de censuraros, no porque os odie, sino porque os amo y deseo lo que es beneficioso y ventajoso para vosotros, y lo que sea propicio para vuestra salvación. Os aconsejo que, de ahora en adelante, os abstengáis de obras tan odiosas a Dios y dañinas, y deis vuestro dinero a los pobres, a los huérfanos y a las viudas, para que podáis encontrarlo en el cielo. Pido a todos los hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, que odiemos el pecado y nos acerquemos a Dios con toda nuestra alma. Guardemos Sus mandamientos, para que vivamos aquí una vida pacífica y feliz, y así se nos conceda, al final de la vida presente, el morar en los amados tabernáculos del paraíso. Amén.

El amor es el más seguro de todos los caminos

Con relación al sentido de la vista, que está contaminado cuando se miran los cuerpos de hombres y mujeres, y especialmente de mujeres vestidas de forma inmodesta, haréis bien si volvéis vuestros ojos y mente para no ver las vanidades y la inmundicia de tontas mujeres, lascivas, sin vergüenza, locas, impuras y diabólicas. Pues el camino más seguro de todos para vosotros, es adquirir el amor perfecto, que aleja el temor (1ª Juan 4:18), y nunca falla (1ª Corintios 13:8). Como una llama ardiente, el amor consume todo deseo loco y maligno. Del mismo modo, debéis adquirir la verdadera humildad, a la que el astuto Satanás, que odia el bien, no se acerca y teme… Pidamos siempre, con fe ferviente y lágrimas al Dador de todos los dones y virtudes, que el Señor nos conceda humildad y amor, para que podamos escapar de las garras y redes del maligno y perverso enemigo, y alcancemos con toda seguridad el refugio tranquilo de la vida eterna y el descanso…

Días malos

Los días a los que hemos llegado son malos. Si por el bien de sus elegidos y por medio de las oraciones de la Santísima Madre y de todos los santos, el Señor no tiene misericordia, entonces, no sólo casas e iglesias, sino incluso ciudades enteras serán devastadas a causa de los muchos pecados de la gente, y por la falta de amor y fe. Estemos preparados. Me aproximo a la muerte y le pido que venga pronto para que no vea los dolorosos días de la ira del Señor.

En cuanto a la vida que deberíais llevar, el matrimonio o el celibato, esto es voluntad de Dios, porque a menudo, lo que los hombres quieren es una cosa y lo que Dios manda es otra. Tanto la vida del matrimonio como el celibato son buenas, pero la vida virginal es mejor y superior, porque el hombre célibe tiene cuidado de ser complaciente a Dios, mientras que el hombre casado se esfuerza por ser complaciente con su mujer y el mundo (1ª Corintios 7:32-34). Dios no fuerza a nadie, ya sea a la vida matrimonial o al celibato. “Si alguno quiere seguirme, renúnciese a sí mismo, y lleve su cruz y siga tras de Mí” (Mateo 16:24; Marcos 8:34; Lucas 9:23). El hombre, si quiere, debe elegir por sí mismo, ya sea una vida o la otra. Si duda sobre cuál de las dos vidas debe seguir, entonces, que ofrezca la oración más ferviente, con compunción y devoción, para que Dios le revele qué vida es la más ventajosa y beneficiosa para él seguir. Y Dios, que dice: “Pedir y se os dará, buscad y encontraréis” (Mateo 7:7; Lucas 11:9), os la revelará.

Oración

…. Debéis saber que la oración que es ferviente, pura, con compunción y ávida, tiene gran poder, porque une al hombre con Dios. Por medio de la oración, el hombre habla con Dios como si hablara con otro hombre. Cuando un hombre habla con otro, pone atención y guarda en su mente lo que le dice, mientras que cuando habla con Dios, no pone atención, sino que está somnoliento, se vuelve duro y dice algo con su boca y otra cosa con su mente. ¿Qué sucede? ¿Cómo podrá el hombre ser librado del ensueño, de la dureza de su cuerpo, del descuido y la pereza, y del envidioso maligno que desprecia el bien? Será liberado por medio de la vigilancia, la diligencia y la oración….

Donde hay luz, la oscuridad huye, y donde está Cristo, el maligno huye….

P.D. Si conocéis a algún familiar, o a amigos o conocidos que blasfeman contra Dios, Cristo y la Theotokos, decidles que dejen de blasfemar y se arrepientan y confiesen, porque vendrá una gran ira del Señor Todopoderoso a causa de todos los pecados que comete la gente, y especialmente a causa de sus blasfemias contra Cristo y la Theotokos. Si es posible, decidle a Su Eminencia y a los sacerdotes que digan en la iglesia que la gente debería dejar de pecar, y especialmente de blasfemar contra Cristo y la Theotokos, y que deberían arrepentirse antes de que venga la ira del Señor.

Prescripciones necesarias

Como mis amados hijos, os aconsejo que pongáis atención y vigiléis tres cosas que son necesarias y provechosas para el alma: una gran paciencia, celosa fe ortodoxa y por encima de todo un gran amor a Dios y al prójimo, incluso a los enemigos. Haciendo esto, guardando los mandamientos del Señor, arrepintiéndoos cuando caigáis en pecados grandes o pequeños, y confesando, seréis salvados y obtendréis los bienes celestiales…. Sin el sacramento de la confesión, pocos y distantes entre sí serán salvados. Toda nuestra vida es un tiempo aceptable para el arrepentimiento y la salvación, pero especialmente en los días de fiesta…. El que muere en el arrepentimiento es afortunado y bendecido… Ruego para que el Señor nos considere a todos dignos de los bienes eternos. Amén.

El calendario

No estoy de acuerdo con la actitud de aquellos veterocalendaristas que creen y proclaman que los sacramentos de los nuevo-calendaristas son inválidos porque no siguen el antiguo calendario. Los sacramentos serían inválidos en el caso de que los sacerdotes tuvieran que invocar el nuevo o el antiguo calendario para que descendiera del cielo y santificara los preciosos dones. No obstante, invocan al Espíritu Santo y desciende, y los fieles participan del Cuerpo y la Sangre de Cristo. Es un gran engaño y una herejía el hecho de que se piense que sin el antiguo calendario no se puede llevar a cabo un sacramento…. ¡Ay de los indignos sacerdotes, y en particular de los que tienen enemistad entre sí!. Los santos ángeles se presentan con temor y temblor durante las horas de los oficios sagrados y las liturgias. Sin embargo, nosotros pecadores, nos presentamos como bestias y luego nos jactamos de que somos genuinos ortodoxos, porque nos aferramos firmemente al antiguo calendario con la creencia de que esto solo es suficiente para la salvación.

El calendario no es Dios, en caso de que pensemos que sólo el antiguo calendario nos salvará, como han pensado e imaginado algunos fanáticos veterocalendaristas. Cuando Cristo vino al mundo, no enseñó el antiguo ni el nuevo calendario. Enseñó el amor, la humildad, la mansedumbre, la paciencia, la abstinencia y la modestia. Leed el Santo Evangelio, la fuente de la verdad, de la luz y de la justicia, y veréis que en ninguna parte hace mención a los calendarios… Todos los santos fueron santificados, no por los calendarios, sino por las oraciones, los ayunos, las vigilias y otras fatigas que soportaron por amor a Dios y para la adquisición de los bienes celestiales. Todos los que se salvan y los que serán salvados, serán salvados no por el antiguo y el nuevo calendario, sino por una fe ferviente y amor a Dios, y por sus buenas obras… Así que, si queréis ser salvados, seguid a Cristo y no a los calendarios, porque la salvación procede de Dios y no de los calendarios.

Aflicciones

El Espíritu Santo, por medio del sabio Jesús, hijo de Sirac, pronuncia las siguientes notables palabras: “Hijo, entrando en el servicio de Dios, persevera firme en la justicia, y en el temor, y prepara tu alma para la tentación” (Eclesiástico 2:1). Las palabras del Espíritu Santo son ciertas, muy ciertas. Dijo el Señor: “En el mundo pasáis apreturas, pero tened confianza…. vosotros vais a llorar y gemir, mientras que el mundo se va a regocijar. Así también, vosotros, tenéis ahora tristeza, pero Yo volveré a veros, y entonces vuestro corazón se alegrará y nadie os podrá quitar vuestro gozo” (Juan 16:33, 20, 22). Y de nuevo dice: “Dichosos seréis cuando os insultaren, cuando os persiguieren, cuando dijeren mintiendo todo mal contra vosotros, por causa mía. Gozaos y alegraos, porque vuestra recompensa es grande en los cielos…” (Mateo 5:11-12). “Alejad las tentaciones y las aflicciones”, dice San Isaac el Sirio, “y nadie será santo, nadie será salvado”. Con el aumento y la multiplicación de las tentaciones y las aflicciones, también aumentan las coronas…

Inquebrantables en nuestra fe

Todo lo que los sabios y santos apóstoles, y los sabios y piadosos padres de nuestra Santa Iglesia Ortodoxa nos transmitieron, muchos de sus sucesores de hoy en día quieren abolirlo y así asolar la Iglesia. Sin embargo, serán incapaces de hacerlo, porque el Señor los aplastará como a vasijas de barro. Y los pocos elegidos serán atormentados, y muy pocos de entre estos, permanecerán inquebrantables. Forcémonos a permanecer fieles e inquebrantables a lo que hemos recibido de los divinos apóstoles, los santos padres y los maestros de nuestra Iglesia…. haced y escribid cuanto podáis, pero la generación de hoy en día tiene ojos y no ve, oídos, y no escucha…. (Jeremías 5:21; Ezequiel 12:2; Salmos 136:16-17; Marcos 8:18).

La consumación de la engañosa era actual se acerca. Arrepintámonos y estemos preparados, porque no sabemos la hora en la que vendrá el Señor y la muerte…

Persistencia en la buena lucha

Toda buena obra, todo acto agradable a Dios también tendrá obstáculos y tentaciones. Por eso, los santos padres consideraron que cualquier virtud que se alcanzara sin obstáculos, tentaciones y aflicciones, no sería una virtud. Sin embargo, no debemos retirarnos de los obstáculos de aquel que odia el bien (el diablo), sino que debemos caminar hacia delante y buscar la ayuda de Dios y los santos para alejar los obstáculos. En adelante, cuando un obstáculo, o incluso una guerra, venga a vuestro camino, refugiaos en la ayuda de Dios y Sus santos. Sin embargo, ruego para que la gracia del Todopoderoso y Bondadoso Dios, y la gracia y mediación de Su purísima Madre conduzca a vuestra obra agradable a Dios a una favorable conclusión en estos días malvados…

No pongamos nuestras esperanzas en nuestros poderes, sino en Dios…

Compañerismo espiritual

…. Sobre el compañerismo que no tienes: te buscaré el buen compañerismo que realmente tienes, pero en el que probablemente no pensaste. Primero, tienes a Dios, que siempre está contigo, siempre que tengas en mente y creas que Él está presente en todo lugar y que te ve, te escucha, te observa y te ama. Además, cuando Lo amas, te protege y te guarda, como dice el profeta y rey David: “El Señor conserva a todos los que le aman, y extermina a todos los impíos” (Salmos 144:20).

En segundo lugar, tienes por compañera a la Theotokos, nuestra Madre Espiritual, que es más grande que los cielos, e incomparablemente más gloriosa que los serafines. En verdad Ella es la Madre de Dios, la Reina del cielo y de la tierra, y la protección de todos los cristianos que la invocan con fe. En tercer lugar, tienes al Arcángel San Miguel, el guardián de vuestra alma y cuerpo. También tienes a tu buena y fiel esposa, a tu hija pequeña…. No hay compañerismo mejor y más grande que este. También vengo yo, como tu padre espiritual, y te visito, no físicamente, sino espiritualmente. Si Dios quiere, vendré durante el Gran Ayuno a visitarte también físicamente. Vendré si Dios quiere y si estoy vivo, porque la muerte está gritando “prepárate rápidamente”, y no puedo esperarte.

Traducido por psaltir Nektario.

para cristoesortodoxo.com

Anuncios


Categorías:consejos, Gerontas Philotheos Zervakos

Etiquetas:, , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: